[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]

LA CONTRATACIÓN LABORAL
Una batalla interna entre los trabajadores estables y los temporales.

Resumen Ejecutivo:
En el presente Informe expondremos los principales aspectos de la Contratación Laboral para el Sector Privado en el Perú, analizando sus elementos, tipos de contratos, desnaturalización y clausulas especiales de contratación. Asimismo, realizaremos un comparativo entre los trabajadores estables y los temporales analizando que beneficios son comunes para ambas modalidades y si existe diferencias marcadas, más allá del plazo de contratación. Finalmente, para resolver la batalla interna entre los trabajadores estables y los temporales, veremos la influencia de las nuevas generaciones de empleados en el ámbito empresarial y su repercusión en las modalidades de contratación laboral, y para concluir, hemos elaborado el Top Ten de recomendaciones del tema en referencia, con base legal y sustento jurídico, de acuerdo a lo previsto en el Texto Único Ordenado del D. Leg. 728 – Ley de Productividad y Competitividad Laboral – (LPCL), aprobado por D.S. N° 003-97-TR.

1.- Consideraciones Generales:
Todos los que conformamos la PEA en el Perú, hemos tenido que pasar alguna vez por una entrevista de trabajo para poder ser contratados en alguna empresa y así ejercer nuestra profesión, generar riqueza, y cubrir nuestras necesidades basicas. Cuando terminé la Universidad conseguir trabajo no era algo sencillo, comprar periódicos semanalmente si lo era, y es que desde esa época hasta hoy, los tiempos han cambiado vertiginosamente, la era digital nos invadió y con ello la forma de contratar también, hoy en día reviso mi correo electrónico a diario y veo convocatorias a nivel nacional de páginas dedicadas a reclutar nuevos talentos para grandes corporaciones, ya no compro periódico los domingos, pero me volví más selectivo para aceptar una oferta de empleo. Esto nos sucede a muchos de nosotros en la actualidad, con el crecimiento económico, tecnológico y el ingreso de nuevas empresas al mercado, la demanda y búsqueda de nuevos talentos también aumentó, por ello luego de pasar por la fase de reclutamiento y selección de personal, donde se incluyen exámenes de conocimientos, psicológicos y entrevistas, finalmente viene la parte más importante para un trabajador: la firma de su contrato de trabajo. Este, es el punto de partida de una relación laboral con su empleador que podría durar un mes, diez años o toda una vida, por eso es importante conocer ¿Qué es un contrato de trabajo? y ¿Cuáles son los tipos, requisitos, sus plazos de contratación, etc? Puede ser que tú seas un trabajador estable o quizás temporal, pero sabes cómo identificarlo, te has puesto a pensar si el puesto que hoy ocupas, según tu contrato es temporal, pero en la realidad de los hechos vienes ocupando un puesto permanente dentro de la Empresa, a eso se llama desnaturalización de contratos y en el presente informe trataremos de explicarlo, así como también lo haremos respecto a las semejanzas entre un Contrato Indeterminado y uno temporal, y además, la influencia superlativa que ejercen las nuevas generaciones de empleados en ambas modalidades de contratación.

2.- El Contrato de Trabajo.
Una de las definiciones más amplias y acertadas sobre lo que es el Contrato de Trabajo nos la dan 2 grandes maestros en Derecho Laboral, el Dr. Jorge Toyama Miyagusuku y el Dr. Luis Vinatea Recoba al señalar que: “Es un acuerdo de voluntades entre dos partes, una llamada empleador y la otra trabajador, por la cual una de ellas se compromete a prestar sus servicios en forma personal y remunerada (el trabajador) y la otra (el empleador), que se obliga al pago de la remuneración correspondiente y que, en virtud de un vínculo de subordinación (dependencia), goza de las facultades de dirigir, fiscalizar y sancionar los servicios prestados”

a) Elementos:
Para saber si estamos frente a un Contrato de trabajo o simplemente si tenemos una relación de laboralidad con una empresa, basta con verificar si se cumplen con 3 requisitos:
1. La prestación personal de Servicios.- Solo se cumple este requisito si el trabajador realiza su labor de manera personal y exclusiva para el empleador, es decir no puede delegar su función a otra persona, si lo hiciera estaríamos ya no frente a un Contrato de Trabajo sino frente a un Contrato Civil (Locación de Servicios.)
2. La subordinación.- Este requisito es el que diferencia a un Contrato de Trabajo de un Contrato Civil, ya que en el primero el trabajador está sometido a las órdenes, lineamientos, instrucciones y directivas permanentes del empleador (poder de dirección) para realizar su trabajo, lo cual no ocurre en la segunda figura jurídica.
3. La Remuneración.- Es el pago por el trabajo realizado. El Art. 6° del D.S. N° 003-97-TR señala que: “Constituye remuneración para todo efecto legal el integro de lo que el trabajador recibe por sus servicios, en dinero o en especie, cualquiera que sea la forma o denominación que tenga, siempre que sea de su libre disposición (…)”
b) Tipos:
Existen 3 tipos de Contratos: a tiempo indeterminado, a plazo fijo y a tiempo parcial.
Los contratos a tiempo indeterminado son los trabajadores comúnmente conocidos como estables, conocen cuando se inició su relación laboral pero no saben en qué momento terminará. Por su parte los Contratos a plazo fijo o temporales la ley los clasifica como sujetos a modalidad y detalla claramente el plazo de vencimiento para cada uno, por ejemplo para un Contrato sujeto a modalidad por necesidades de mercado, el plazo de vencimiento será de 5 años. Y finalmente los Contratos a tiempo parcial cuyo único requisito es que el trabajador tenga una jornada menor de 4 horas diarias, sin embargo en este informe solo nos enfocaremos en los estables y los temporales.

c) Desnaturalización:
De acuerdo a lo señalado por el Art. 77° del D. Leg. 728 LPCL , los contratos de trabajo sujetos a modalidad se consideran como de duración indeterminada:
1. Si el trabajador continua laborando después de la fecha de vencimiento del plazo estipulado, o después de las prórrogas pactadas, si estas exceden del límite máximo permitido:
2. Cuando se trata de un contrato para obra determinada o de servicio específico, si el trabajador continua prestando servicios efectivos, luego de concluida la obra materia de contrato, sin haberse operado renovación;
3. Si el titular del puesto sustituido, no se reincorpora vencido el término legal o convencional y el trabajador contratado continuare laborando;
4. Cuando el trabajador demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas establecidas en la presente ley.
La Desnaturalización de un contrato ocurre cuando éste pierde la finalidad para lo cual fue creado, ya sea por no estar debidamente sustentada la causa objetiva de contratación, por vencimiento del plazo u otras causas señaladas en el Art. 77° del D. Leg. 728 LPCL, y cuando ello ocurre el efecto que produce la desnaturalización es que ese contrato a plazo fijo o modal o temporal pasa a convertirse en uno por tiempo indefinido, es decir el trabajador adquiere estabilidad laboral absoluta y con ello protección frente al despido arbitrario.

d) Clausulas Especiales:
Las clausulas especiales de contratación laboral son conocidas también como pactos típicos en el contrato de trabajo y mediante ellos el empleador puede convenir con el trabajador incluir ciertas cláusulas en beneficio de ambas partes, según el Dr. Víctor Anacleto Guerrero se pueden incluir algunas como: Periodo de prueba (Convencional), pacto de no competencia, pacto de exclusividad, pacto de permanencia.
Un ejemplo de pacto de permanencia es el lapso de tiempo posterior a una capacitación (PAE, Maestría) que el trabajador debe permanecer en una empresa para aplicar lo aprendido y hacer feedback con los demás trabajadores. Caso contrario se puede pactar la devolución del dinero invertido por el empleador al momento de la renuncia del trabajador.

3.- El trabajador estable y el trabajador temporal
A simple vista si nos dan a elegir sobre qué tipo de contrato desearíamos firmar, pues obviamente, sin temor a equivocarme considero que la gran mayoría de personas preferiría tener uno de naturaleza indefinida, y es porque siempre hemos oído hablar que es mejor ser trabajador estable que ser uno temporal, sin embargo alguna vez te has preguntado ¿por qué? ¿Qué tiene una figura que no tenga la otra? Pues te diré, que desde mi punto de vista no existen diferencias más allá del plazo de contratación, por las siguientes razones:
a. En ambos casos puedes presentar tu carta de renuncia en cualquier momento y el trámite es el mismo para ambos. La empresa dentro de los 3 días posterior tiene la potestad de aceptar tu renuncia y dejarte libre o de no aceptarla y retenerte 30 días mas, hasta que consiga tu remplazo.
b. En ambos casos luego de ocurrido tu cese la empresa tiene 48 horas para proceder con el pago de tu liquidación de beneficios sociales.
c. Los beneficios sociales que te deben pagar son los mismos en ambas modalidades: CTS, Gratificaciones, Vacaciones, etc. de acuerdo al tiempo laborado en cada caso.
d. En ambos casos tienen derecho a una indemnización por despido arbitrario, para los estables se computa 1 ½ ROM por año completo de servicios, y para los temporales 1 ½ ROM por cada mes que falte para terminar su contrato.
e. Estables y temporales pueden firmar contratos, pero en el caso de los temporales que firman un contrato para cubrir un puesto permanente de un trabajador dentro de la empresa, automáticamente ese contrato que en el papel es a plazo fijo, en la práctica tiene la naturaleza de indeterminado, y para determinar esto solo hay que aplicar el Principio de la primacía de la realidad. Según la definición tradicional, el principio de primacía de la realidad significa que: En caso de discordancia entre los que ocurre en la práctica y lo que fluye de los documentos, contratos o acuerdos en general, debe preferirse lo primero, es decir, aquello que realmente ocurre.

En conclusión no hay diferencias entre una y otra modalidad, porque en la práctica no es el empleador quien decide como contratarte o bajo que modalidad, ya que este puede hacerlo como mejor le parezca pero será un Juez quien determine el tipo de modalidad, que en la mayoría de casos es a tiempo indeterminado. Ello no quiere decir que no se pueda contratar trabajadores temporales, claro que se puede, pero es la excepción a la regla, no se debe abusar de este tipo de contratos.

4.- Las nuevas generaciones de empleados.
En el mundo laboral actual convergen 3 generaciones de empleados: los X, los Y (millenials) y los Z. Antes de estas tres generaciones también estuvieron la generación de los baby boomers, (nacidos entre 1945 y1964).
La generación X (Nacidos entre 1965 y 1981) conocidos como Hijos del medio, es la que ha vivido de todo, como la llegada del internet, en su infancia vivieron en un mundo analógico y ahora viven en uno digital. Es una generación que transformó costumbres y tradiciones. Racionalizan el trabajo con el tiempo libre y buscan la realización personal y profesional, además se enfocan mucho en la preparación académica.
La Generación Y o los Millenials (Nacidos entre1982 y 1994) conocidos como hijos del milenio, han experimentado en gran parte la disolución de la familia, los divorcios aumentaron, son hijos de madres y padres trabajadores. Se adaptan a las circunstancias, les interesa mucho la tecnología, son emprendedores. Buscan la libertad y flexibilidad en el trabajo y la realización económica. Cambian de trabajo frecuentemente.
La Generación Z (Nacidos entre 1995 y 2010) conocidos como hijos de la tecnología, es la primera del siglo XXI, también es conocida como “La nueva generación silenciosa” debido a que surgió en un momento de conflicto mundial (atentados, crisis económica, etc.). Para ellos el mundo está en las redes sociales, si queremos captar su atención debemos hacerlo de manera rápida y directa, en menos de 8 segundos. Son creativos, maduros y autosuficientes. Esta generación prefiere la privacidad, prefieren las aplicaciones que no dejan ver mucho su información personal por ello optan por usar Snapchat, Whisper, Instagram, etc. El trabajo dependiente no es su prioridad, pero si lo encuentran dan prioridad a la comodidad en el trabajo y si no se sienten a gusto abandonan con mucha más facilidad que la generación X cualquier empleo.
Las empresas actualmente cuentan con personal con contrato a tiempo indeterminado y con contrato a plazo fijo (temporales), los primeros pertenecen a la generación de los baby boomers y generación X y los últimos en su mayoría son de la generación Y (millenials) y generación Z.
La batalla interna entre los trabajadores estables y los temporales nace precisamente de este choque de generaciones, los cuales tienen distintas preferencias laborales, para unos es más importante la lealtad en el trabajo y para otros es más importante el aspecto económico. Los trabajadores que pertenecen a la generación Y y Z no buscan estabilidad laboral, buscan mejores ingresos económicos, por ello que no dudan en cambiar de trabajo rápidamente por un mejor pago. Los trabajadores de la generación X buscan reconocimiento, lealtad, y predomina en ellos el compromiso antes que el aspecto económico.
Asimismo, los trabajadores con contratos temporales dominan mucho mejor la tecnología, redes sociales, y otras herramientas digitales, lo cual no ocurre con los trabajadores más antiguos (estables), quienes ven en estos últimos una amenaza para sus puestos de trabajo ya que en un futuro inmediato podrían ser reemplazados y despedidos.
“Conforme las empresas envejecen, es más visible la presencia de diferentes generaciones de empleados, que tienen que laborar en equipo, compartir espacios y tener la misma misión sobre el negocio, según la consultora Mercer.”
En un artículo escrito para la Revista Aptitus por Bruno Novella, CEO del Banco Cencosud y profesor de Dirección Estratégica en la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico, menciona lo siguiente: “Los millenials no son los únicos que poseen habilidades digitales, orientación al logro, necesidad de propósito o defensa de causas trascendentales. Aunque les cueste entenderlo, colaboradores de otras generaciones ya pasaron por eso y por más.”
Con este comentario el autor trata de explicar que trabajadores de la generación X también pueden llegar a tener habilidades digitales, sin embargo aunque ello es posible, considero que si existen diferencias marcadas entre una y otra generación, porque los de la generación X aprendieron en el camino y se fueron adaptando, pero los millenials nacieron con la tecnología a la mano.
Hoy en día algunas empresas, están volviendo a contratar personal con contratos a tiempo indeterminado como una estrategia de retener a sus nuevos trabajadores, ya que en su mayoría los trabajadores ahora saltan de un trabajo a otro con mucha facilidad debido a las diversas oportunidades que se presentan más a menudo, y al crecimiento de la era digital. Como explicaba al inicio de este informe antes compraba el periódico todos los domingos para buscar empleo, hoy en día las ofertas laborales llegan por correo electrónico y hasta por las redes sociales, incluso.
Con el pasar del tiempo, la tecnología remplazará al papel y las nuevas generaciones a las generaciones más antiguas, los contratos de trabajo también serán electrónicos, como ya lo son, hoy en día, las boletas electrónicas o las firmas digitales, volveremos a los contratos indeterminados y los temporales pasarán a un segundo plano, las jornadas de trabajo se reducirán y las empresas buscarán ser más flexibles con sus trabajadores, se realizará una reforma laboral y los trabajadores obtendrán mayores beneficios laborales, pero mientras eso pase adaptémonos a lo que tenemos.

5.- El Top Ten Laboral (TTL): Desde esta edición, a través del Top Ten Laboral te traemos las 10 recomendaciones útiles sobre la contratación laboral en el Perú, que debes saber y aplicar en la empresa donde laboras.
1) La empresa debe dar preferencia a la estabilidad por encima de la temporalidad. Recuerda que la primera es la regla y la segunda la excepción.
2) Asesórate antes de redactar un contrato de trabajo. Actualmente el 90% de los contratos temporales en cada empresa se encuentran desnaturalizados.
3) Los contratos también pueden ser verbales. No es necesario que el trabajador firme un documento para demostrar su vínculo laboral.
4) Los trabajadores estables y temporales tienen derecho a la Indemnización por despido arbitrario (IDA), se recomienda a los trabajadores temporales firmar su contrato de trabajo por un plazo mayor a 6 meses, ya que en caso de despido su monto por IDA podría ser mayor a un estable recién contratado.
5) Las empresas deben identificar los puestos permanentes o fijos, de acuerdo a su organigrama y a ellos hacerles contratos indeterminados (regla general), y solo para los trabajadores que ocuparan puestos provisionales hacerles contratos a plazo fijo.
6) Las renovaciones de Contrato deben firmarse con anticipación, por lo menos 5 días antes del vencimiento, evita que se desnaturalicen.
7) Sustentar la causa objetiva de contratación, es la parte más difícil en la redacción de un contrato de trabajo. No pretendas saber más que tu asesor laboral
8) No es cierto que al trabajador estable se le debe pagar más que al trabajador temporal por sus beneficios sociales. En ambos casos es igual.
9) El pacto de permanencia, o exclusividad o periodo de prueba convencional incluido en el contrato de trabajo no debe afectar derechos irrenunciables del trabajador.
10) Si eres empresario, no firmes contratos de locación de servicios con personas que vayan a realizar alguna función propia de un trabajador. Evita los contratos Civiles por locación de servicios.

Si te pareció interesante, comparte este artículo.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_widget_sidebar sidebar_id=»us_widget_area_lateral_inicio_blog»][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros usuarios también vieron estos contenidos

BBLOG LABORAL: REGULACIÓN DE LA MINERÍA DE LITIO EN EL PERÚ
SEGURO DESGRAVAMEN