El 48% de ejecutivos reconoce la dificultad para contratar y retener personal

La retención de talento y personal es un proceso clave en cualquier empresa tanto para la supervivencia de esta como para la motivación de los mismos trabajadores en el cumplimiento de sus labores.

Al respecto, un 48% de ejecutivos peruanos señaló que tiene dificultades para contratar o retener personal y el 59% de ellos manifestó que el principal problema que enfrenta al respecto es encontrar especialistas digitales o tecnológicos, según el último estudio del Barómetro de Confianza para la Inversión, publicado por EY Perú.

“Dado que casi la mitad (48%) de los ejecutivos peruanos reconoce las dificultades para contratar y retener personal, contar con métricas para evaluar el valor social de la empresa se ha vuelto fundamental”, sostuvo Enrique Oliveros, Socio Líder de Transacciones y Finanzas Corporativas de EY Perú.

Sin embargo, un 32% de ejecutivos peruanos señaló que la reducción de barreras de entrada y los nuevos actores que ingresan al mercado son los mayores cambios que ha traído la transformación digital, por lo que se espera que estos cambios contribuyen a la gestión del talento.

“Las mejores empresas destacan por algo más que su rentabilidad en el corto plazo. Estas impulsan una prosperidad generalizada creando valor tanto para accionistas, como para clientes, colaboradores y la sociedad en general”, acotó Oliveros.

Asimismo, señaló que la inversión en la recalificación de los empleados es beneficiosa para el negocio. Así, el objetivo de los ejecutivos peruanos es aplicar métricas adecuadas que demuestren su valor a largo plazo ante todos sus públicos de interés.

De esta forma, agregó que las empresas deben replantear su estrategia futura para asegurar la captación de talento especializado en áreas clave del negocio, así como la retención del mismo.

“Se debe entender las habilidades, experiencias y los modelos de carreras que serán requeridas y que contribuirá a la gestión y mantenimiento de un equipo de colaboradores comprometidos y productivos, lo que impulsa el crecimiento de toda la organización”, indicó.

Además, proveer al personal existente de nuevas y más amplias competencias, al tiempo que se capta y retiene talento del más alto nivel, puede ayudar a preparar a la empresa ante los retos del futuro y asegurar un desarrollo óptimo.

Fuente: La República

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú